Apuestas William Hill, la historia de la casa

La historia de William Hill, una de las casas de apuestas muy famosa al mundo

william hill bono

Como ustedes sabéis, el nombre de William Hill representa una de las mayores empresas de apuestas deportivas a nivel mundial. Vamos a ver como todo empezó y cuales son las características que han hecho este bookmaker muy conocido no solo en las casas de apuestas sino también a través de la red. El mundo del juego de azar es hoy lleno de nuevas marcas que van haciendo ofrendas de todo tipo y saber que existe alguien como William Hill, nacido en 1934, puede hacer la diferencia.

El hombre William Hill nació en Birmingham en 1903 y ya a los 12 años empezaba a utilizar su motocicleta para coger apuestas de forma ilegal con otros miembros de la comunidad. Muy pronto el joven empezó a tomar apuestas en bares locales, ganando así buen dinero, apostando a los caballos en las pistas de Birmingham. William pero tuve mala suerte y perdió de repente todo su capital hasta que, en el 1926 las carreras de galgos se legalizaron y William Hill se concentró en esta actividad, deviniendo un apostador profesional. En 1929 William se lanzó en nuevo business, abriendo un canódromo con otros socios. Su idea era aquella de dejar a un lado el dinero para realizar su verdadero sueño, abrir una verdadera empresa de apuestar para trabajar en todo el país. En 1934 Hill fundó su propia corredora de apuestas fuera de las pistas, utilizando el servicio de apuestas por correo o teléfono para trabajar legalmente.

En aquel tiempo no existían leyes para garantizar los jugadores. En otras palabras los corredores de apuestas no tenían el obligo de pago de las ganancias a sus clientes. Por esa razón el hombre de William Hill se dio a conocer muy rápido. Porqué siempre iba pagando, porqué su política estaba (y sigue siendo) basada su negocios claros y transparentes, y con esas premisas su reputación seguí
creciendo año después año.

Fue durante la segunda guerra mundial que William Hill abrió su primer punto de juegos ofreciendo apuestas con pronósticos fijos en fútbol, deporte que continuaba a tener mas aficionados cada año que pasaba. Entre pocos años William Hill tuve más de 400,000 clientes haciéndose pública en la bolsa de Londres. Las cosas siguieron creciendo en los sesenta, después de la completa legalización de las apuestas deportivas en todo el Reino Unido, y hasta la muerte de William Hill en el 1971. Después de esta fecha la empresa cambió de manos muchas veces, hasta los años noventa, en los cuales se asistió a un grande incremento de las apuestas deportivas. En la historia de este bookmaker llegamos hasta la actualidad: es el 1998 y William Hill es el primero que ofrece un website de apuestas online. Los eventos deportivos claramente son lo mas pedidos, pero sin embargo la casa ofrece casino online (desde el 2000), bingo y póker (desde 2003).

Los clientes de William Hill hoy son milliones y viven en 180 países y este operador tiene más de 15,000 empleados en República de Irlanda, Reino Unido y Gibraltar.